Valora este artículo y ayúdanos a mejorar

BIO

Entendiendo la cosmética BIO

por | Ene 18, 2019 | BIO

Cosmética bio, cosmética ecológica y natural

El aumento en la popularidad de la cosmética bio en las últimas décadas es incuestionable, y dicho aumento genera un reto: delimitar bien qué es (y qué no) la cosmética natural.

Para tratar esta cuestión, fundamental si queremos orientarnos en la inmensa variedad de productos del mercado, vamos a apoyarnos en un resumen de diferentes estudios publicado en 2015, y llevado a cabo por los profesores Fonseca-Santos, Correa y Chorilli, de la universidad de Sao Paulo.

El auge de lo bio

Según un informe publicado en 2008 por World Wildlife Fund (WWF), la actividad extractiva humana sobre los ecosistemas del planeta sobrepasa la capacidad biológica de regeneración de la tierra, por lo menos desde los años 80. Es decir, el hombre consume recursos naturales a un ritmo mayor que el que necesita la naturaleza para volver a generarlos.

La toma de conciencia sobre este hecho, bastante generalizada en la actualidad, ha ido produciendo ciertos cambios en algunas industrias, que empiezan a preocuparse por cómo gestionar de forma sostenible materias primas, productos y residuos.

En cuanto a los consumidores, se ha producido en las últimas décadas un claro aumento de la demanda de productos naturales y respetuosos con la biodiversidad, especialmente en países europeos. Por ejemplo, hay estudios que informan de un aumento de entre el 8 y el 25% anual en la demanda de artículos de higiene personal hechos con productos naturales.

¿Qué entendemos por producto verde?

Los productos verdes son aquellos que evitan cualquier impacto negativo sobre el medio ambiente, y lo evitan en todas las etapas de la fabricación. Es decir, en la adquisición y el procesamiento de las materias primas, la producción y distribución, la comercialización y promoción, el empaquetado y uso del producto, y su presentación final.

¿Quién es el consumid@r bio?

El consumidor ecológico, preocupado por el medio ambiente y la sostenibilidad, muestra ciertos gustos y preferencias cuando compra cosméticos naturales:

  • La calidad del cosmético implica mucho más que sus características intrínsecas. Para el consumidor ecológico, es igual de importante el impacto ambiental de la producción y consumo del producto.
  • El embalaje del artículo debe ser simple, utilizando la menor cantidad de materiales posible, además de biodegradable, reciclable o retornable.
  • El consumidor bio prefiere cosméticos sin tintes sintéticos.
  • Rechaza cosméticos que contengan materia prima derivada de flora en peligro de extinción.
  • Rechaza cosméticos derivados de materias animales siempre que impliquen el sacrificio de los mismos, y desaprueba también el testing de productos en ellos.
  • El consumidor ecológico exige responsabilidad social y ambiental a las empresas.

Menos impacto, iguales prestaciones

En resumen, el consumidor bio busca que los productos verdes ofrezcan las mismas características y funciones que los normales, pero minimizando el daño al medio ambiente.

Patrones bio

Europa ha sido pionera en el intento de proponer unos estándares internacionales para definir un cosmético como ecológico, creando la Cosmetic Organic and Natural Standard (COSMOS). La agencia COSMOS nace como iniciativa de varias organizaciones que hasta ese momento sólo actuaban en sus propios estados (Alemania, Francia, Italia y Gran Bretaña), y que decidieron generar unos estándares más amplios con vocación de influir a nivel mundial.

Según la propia agencia COSMOS, más de 1600 fabricantes que venden unos 25000 productos en alrededor de 45 países siguen su estándar, lo que supone un 85% de la industria cosmética certificada como bio.

Según los estándares de la agencia COSMOS, para que un cosmético se considere orgánico debe estar hecho con un 95% de ingredientes orgánicos. Y como mínimo, el 20% del producto total, es decir, de su presentación final, debe ser orgánico. Como seguro que ya sabes, nuestro jabón de Alepo cumple de forma más que holgada dicho estándar.

Procesos naturales

La agencia COSMOS explicita que las extracciones deben provenir de materias naturales, y tienen que ser hechas con cualquier forma de agua o con un disolvente de origen vegetal. Si se necesita otro tipo de disolventes, estos deben reciclarse y eliminarse por completo en el producto ya terminado. En todo caso, nunca deben utilizarse disolventes aromáticos, alcoxilados, halogenados o basados en nitrógeno o azufre.

Entre los diversos procesos sí permitidos en la cosmética bio estaría, por ejemplo, la fermentación, proceso bioquímico de transformación de una sustancia en otra con la ayuda de microorganismos (bacterias u hongos) y nutrientes.

Otro ejemplo de proceso bioquímico aprobado por la agencia COSMOS sería la saponificación, mediante la cual un cuerpo graso, unido a una base y agua, da como resultado jabón. Este es el proceso mediante el que se fabrica nuestro jabón de Alepo.

Lo bio a la luz del laboratorio

Muchos de los productos naturales que se utilizan en la cosmética bio contienen elementos como flavonoides, taninos, aminoácidos o vitaminas, que influyen en las funciones biológicas de la piel y pueden ayudar al tratamiento de diferentes afecciones de la misma.

Por ejemplo, un estudio publicado en 2013 reveló que varios compuestos bioactivos extraídos de la uva muscadina y la grosella negra, pueden inhibir la proliferación microbiana de la bacteria del estafilococo.

Otro ensayo hecho con cosméticos que contenían té verde, concluyó que este ingrediente genera una mejoría del microrrelieve de la piel, debido a una reducción de la rugosidad de la misma.

Por poner un último ejemplo, diversos estudios han demostrado la capacidad hidratante del aloe vera, y por tanto la utilidad de incorporarlo a la cosmética y a tratamientos contra la piel seca.

El desafío de la cosmética bio

Uno de los primeros retos que tuvo que afrontar la cosmética natural fue el de asegurar la integridad temporal del producto, pero diversos estudios han demostrado que es posible garantizar amplios períodos de vida para los cosméticos sin recurrir a conservantes sintéticos, antioxidantes o agentes secuestrantes.

Por ejemplo, y como ya hemos explicado en otro artículo, el jabón de Alepo, libre por supuesto de cualquier conservante y antioxidante artificial, no sólo no se degrada con el paso del tiempo, sino que su proceso de maduración continúa y sus propiedades se intensifican.

Jabón de Alepo 100% bio

Y si tras este artículo aún quedase algún despistad@, el verdadero jabón de Alepo, fabricado respetando la formulación y metodología originales, cumple todas las condiciones aceptadas internacionalmente para considerar un producto como cosmética natural.

Disfrútalo con la tranquilidad de que sus materias primas son naturales, y su fabricación, embalaje y posterior consumo son sostenibles y respetuosos con el medio ambiente y la biodiversidad.

Jabones de Alepo 100% originales con un 40% de esencia de Laurel
Jabón de Alepo 100% natural
1 und.
11,96 € / 200 gr.
Jabón de Alepo 100% natural
2 und.
22,36 € / 400 gr.
Jabón de Alepo 100% natural
3 und.
31,60 € / 600 gr.
Con esencia de Tulipán
1 und.
13,50 € / 125 gr.
Jabón de Alepo líquido
1 botella
11,96 € / 250 ml.
Caja Artesana de Alepo
Caja + 2 und.
36,80 € / 400 gr.
Caja Artesana de Alepo
Caja artesana + 2 und. + jabón líquido
52,00 € / 600 gr.

Por cada compra que realices, destinamos 1€  a Médicos del Mundo Turquía.

¿Quieres un -10% de descuento?

Ahora y por tiempo limitado tienes un -10% de descuento al suscribirte a nuestra Newsletter

SUSCRÍBETE Y CONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra Newsletter esta hecha por y para humanos, para probar que eres uno de los nuestros, revisa el mail que acabamos de enviarte.

SUSCRÍBETE YCONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra newsletter está hecha por y para humanos, para demostrar que tú también lo eres, haz clic en el enlace del email que acabamos de enviarte.

SUSCRÍBETE YCONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra newsletter está hecha por y para humanos, para demostrar que tú también lo eres, haz clic en el enlace del email que acabamos de enviarte.

Share This