DESTACADO

Cosmética natural en el Antiguo Egipto

por | Ene 7, 2019 | Destacado

Cuando Cleopatra llegó al poder en el siglo I a.C., las mujeres egipcias tenían a su disposición una amplia gama de cosméticos hechos a base de rocas, minerales y plantas de la región.

Viaja con nosotros a mil y un lugar, y descubre cómo hacían los egipcios para llevar esa media melena ultra lisa, cuando todo el mundo sabe que la humedad del Nilo riza el pelo que es una barbaridad. Pero antes…

Las serpientes de Eva y Cleopatra son fake news

O sea, que Cleopatra dice que adiós mundo cruel, y le pide a una esclava que consiga una cobra (así, como quien caza un saltamontes); tras atrapar al simpático animal, la esclava, como si fuese Ángel Cristo con un león, logra convencer al reptil para meterse en un cesto de higos y quedarse quietecito hasta que lo lleve junto a Cleopatra, momento en el que debe salir y morder a la reina. ¡Ya! El relato tiene su épica (y su comedia), pero suena poco verosímil…

Cleopatra, siempre hay que recordarlo, ha sido mitificada por los romanos, por Shakespeare, por Hollywood y por tantos otros. Por el camino, en cambio, la gente suele ignorar que fue una mujer instruída en filosofía, medicina y matemáticas. Por otro lado, Cleopatra era políglota, porque además del idioma griego, que era el propio de la dinastía ptolemaica, aprendió el egipcio antiguo.

Con esos ojitos

Una vez que hemos hecho un poco de justicia a la figura de Cleopatra, entremos en lo que se sabe sobre la cosmética del Antiguo Egipto.

Los bustos de las faraonas que han pervivido hasta nuestros días nos dan grandes pistas sobre el ideal de belleza egipcio. Grandes ojos maquillados con Kohl (cosmético a base del mineral galena), una pequeña nariz, piel de tono ocre y labios prominentes y rojos.

 

Porque, efectivamente, lo primero que llama la atención en los frescos egipcios son los ojos de sus figuras. Podemos intuir, por tanto, que Cleopatra usaba también una bonita sombra de ojos. Sombra que utilizaban en el antiguo Egipto tanto hombres como mujeres, pero no sólo con propósitos cosméticos: la sombra de los egipcios, hecha a base de sulfuro de plomo, también les ayudaba a protegerse los ojos del agresivo sol de la zona y del polvo del desierto, además de tener un efecto fungicida. A falta de unas Ray-Ban, había que buscar alternativas.

Bendita sea mi sombra

La línea de los ojos, claro, fue cambiando según las épocas del Imperio Egipcio a las que nos refiramos. Si en el siglo XX no son lo mismo los 60 que los 70, tampoco en el Antiguo Egipto es lo mismo el 3000 que el 17 a.C; y si a los 90 les avergüenzan las deportivas con plataformas, y a los 2000 lo de enseñar el tanga por encima de los vaqueros, pues los egipcios también tendrían lo suyo. Nadie nace sabido…

A la primera etapa del maquillaje egipicio, que dura hasta la cuarta dinastía, se la llama uadyu. En ella, los ojos se perfilan con una línea ancha de color verde dibujada sobre el párpado inferior.

En una segunda etapa, en la que el maquillaje se asocia de forma muy clara con lo religioso, la línea verde fue sustituída por una negra hecha a base de galena. En esta etapa predomina el uso del kohl, ya mencionado, y los maquillajes intentan reproducir el maquillaje que lucía, en las imágenes de la época, el dios Horus. Este es el estilo llamado mesdemet, y es quizá la época con sombra de ojos más barroca (o si lo prefieres, más mamarracha y 80’s).

Y tras la cuarta dinastía, tenemos una tercera etapa en la que la línea, que se vuelve de trazo fino, rodea el ojo y se alarga hasta la sien de forma paralela a las cejas. Este estilo recibe el nombre de “cola de golondrina”.

Conjuros cosméticos

Los antiguos egipcios también crearon remedios para mejorar la piel de cualquier parte del cuerpo, hechos a base de natrón rojo (un mineral), sal del norte y miel. Y esto sin olvidar nunca que su perspectiva era diferente que la nuestra y que, para ellos, en los productos cosméticos pesaba por igual la concepción mágica y la médica. Como nosotros con el esconxuro de la queimada: hay que hidratarse, pero estando a bien con búhos, lechuzas, sapos y brujas…

Para realizar el kohl y las sombras de ojos, los egipcios utilizaban polvos minerales provenientes de la malaquita (verde), la galena (negro) y el lapislázuli (azul).

Como aglutinantes para dichos polvos, los egipcios probablemente utilizaban la grasa de caballo, el aceite de oliva, la cera de abejas y el agua.

A la otra vida hay que ir divin@

En los restos encontrados en tumbas egipcias, los ajuares para la otra vida podían diferir unos de otros, pero parece que todos compartían dos cosas: paletas para maquillaje y rodillos para machacar los minerales y productos cosméticos. Y esto, no hay que olvidarlo, en tumbas tanto de hombres como de mujeres.

Uno de los ejemplos más antiguos de esas paletas es la encontrada en la tumba del rey Narmer, que se calcula fue utilizada alrededor del 3000 a.C. En ella aparecen imágenes del mencionado rey luchando contra los enemigos de Egipto y una cavidad que sirve para la molienda de los cosméticos. Porque el rey Narmer debía de ser un guerrero coquetuelo, como Colin Farrell en Alejandro Magno.

Respecto a la primera duda que nos asaltó al comenzar el artículo, la del alisado perfecto en el húmedo Egipto… pues tiene truco. ¡Pelucas! Sí: por ejemplo, las de melena corta, cuadrada y con raya en medio. Muchas de ellas se hacían con fibras vegetales, así que ya podía a un egipcio caerle encima todo el monzón, que el alisado no se lo rizaba ni el diluvio.

Cleopatra y los lácteos

¿Se bañó alguna vez Cleopatra en leche de burra? Pues no nos han llegado noticias fiables. Así que para ir terminando, y teniendo en cuenta los hermosos felinos que poblaban el Egipto Antiguo, te ofrecemos la receta no de la leche de burra, sino de la leche de pantera (consumir siempre con moderación). Apunta: un poco de ginebra, leche condensada, canela y hielo. Porque la elegancia está en la ropa y en la copa.

Y sobre todo, en el carácter. El historiador romano Plutarco describió a Cleopatra como una mujer que destacaba más por su fuerte personalidad y buen humor que por su belleza. Así que sombra aquí y sombra allá, maquíllate, maquíllate, pero sobre todo pisa fuerte en las riberas del Nilo, del Amazonas o del Miño.

 

Jabones de Alepo 100% originales con un 40% de aceite de laurel

jabón de Alepo 200 gr. 1 unidad
Jabón de Alepo 100% natural

1 und.

12,40 € / 200 gr.

jabón de Alepo 400 gr 2 unidades
Jabón de Alepo 100% natural

2 und.

22,36 € / 400 gr.

jabon de Alepo 600 gr 3 unidades
Jabón de Alepo 100% natural

3 und.

31,60 € / 600 gr.

Con esencia de Tulipán

1 und.

13,50 € / 125 gr.

jabón líquido de Alepo
Jabón de Alepo líquido

1 botella

11,96 € / 250 ml.

caja artesana jabón de Alepo 400 gr
Caja Artesana de Alepo

Caja + 2 und.

36,80 € / 400 gr.

Caja Artesana de Alepo

Caja artesana + 2 und. + jabón líquido

52,00 € / 600 gr.

alepo charity soap

Por cada compra que realices, destinamos 1€  a Médicos del Mundo Turquía.

¿Quieres un -10% de descuento?

Ahora y por tiempo limitado tienes un -10% de descuento al suscribirte a nuestra Newsletter

SUSCRÍBETE Y CONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra Newsletter esta hecha por y para humanos, para probar que eres uno de los nuestros, revisa el mail que acabamos de enviarte.

SUSCRÍBETE YCONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra newsletter está hecha por y para humanos, para demostrar que tú también lo eres, haz clic en el enlace del email que acabamos de enviarte.

SUSCRÍBETE YCONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra newsletter está hecha por y para humanos, para demostrar que tú también lo eres, haz clic en el enlace del email que acabamos de enviarte.

Share This