Valora este artículo y ayúdanos a mejorar

¿Por qué deberías utilizar un champú sin sulfatos ni siliconas?

DESTACADO

Según un artículo del diario británico The telegraph, los productos libres de sulfatos son una cuestión clave en la industria del cuidado del cabello.

Si bien la preocupación por el uso de productos químicos en los champús no es nueva, el interés por el asunto ha crecido gradualmente, reflejando el aumento de popularidad de la cosmética natural.

Observando los estantes de cualquier peluquería o de las secciones de belleza de tiendas y grandes almacenes, es difícil encontrar una marca que no promocione su nueva fórmula «libre de” uno o varios componentes.

Con lo cual, la pregunta a plantearse es la siguiente: ¿necesitamos realmente leer la parte posterior de nuestras botellas de champú para comprobar si contienen sulfatos, o se trata simplemente de otra técnica de marketing?

¿Qué es un sulfato?

Los sulfatos son agentes de limpieza, y se pueden encontrar en productos que van desde champús y pastas de dientes hasta jabones para el lavado de coches y limpiasuelos. Pero teniendo claro, por supuesto, que en estos últimos las concentraciones son mucho más elevadas.

Los sulfatos en el champú

Cuando se trata de un champú, los sulfatos generan el efecto de espuma tan reproducido en los anuncios de televisión, y también combaten la acumulación de suciedad y el exceso de aceite en el cabello. Las marcas los usan porque son baratos y porque funcionan.

Potenciales problemas de los sulfatos

Se sabe por diferentes estudios que algunos sulfatos destruyen los lípidos naturales de la piel, lo que favorece su irritación. Pero eso sí, se trataría de inflamaciones cutáneas leves y reversibles.

Los sulfatos contribuyen también a causar ese escozor que todos hemos sentido si el champú entra en contacto con nuestros ojos. El lauril sulfato de sodio es un sulfato que ha empezado a incorporarse con más frecuencia a los productos cosméticos, por contener sustancias menos abrasivas para la piel.

Pero existe controversia a su alrededor, ya que en su síntesis puede producirse 1,4-dioxano, un compuesto que puede resultar carcinogénico y que no se metaboliza por el hígado, por lo que se teme que una exposición repetida pueda tener efectos acumulativos.

A pesar de lo anterior, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EEUU (FDA) considera que el lauril sulfato de sodio es seguro en formulaciones utilizadas en cosméticos y productos de cuidado personal, ya que muchos de estos productos están diseñados para ser aclarados tras aplicaciones cortas, y por tanto la exposición es tan mínima que no puede considerarse nociva.

Como indicación general, también debemos saber que según las normas de la Nomenclatura Internacional de los Ingredientes Cosméticos, la lista de componentes de un bote de champú está ordenada de forma descendente según la cantidad de cada uno de ellos.

Es decir, que el primer ingrediente de la lista será el más abundante en el champú, y el último el de menor presencia. El límite que marca la Unión Europea para la presencia de lauril sulfato de sodio en champús es del 25% del total del producto.

Champús sin sulfatos

Hay una gran cantidad de champús sin sulfatos disponibles en el mercado. Tienden, eso sí, a ser más caros, pero son mucho más suaves y no dejan el cuero cabelludo seco o con picazón.

También hay que destacar que no generan tanta espuma, por lo que si tienes el pelo fino puede que necesites lavártelo dos veces o con mayor frecuencia, para así lograr eliminar el exceso de aceites naturales que pueden reducir su volumen.

Según Ni’Kita Wilson, vicepresidenta de Ventas e Innovación en la empresa Voyant Beauty, las personas que deseen evitar los sulfatos en el champú deben buscar ingredientes como el decil glucósido, la cocamidopropil betaína y la cocamidopropil hidroxisultaina, ya que están libres de sulfatos residuales.

Por otro lado, quienes quieran probar una fórmula más natural sin tener que gastar demasiado dinero o tiempo leyendo sobre los ingredientes, pueden buscar champús para bebés, en principio más suaves.

Las siliconas en el cuidado del cabello

De acuerdo con la web especializada en belleza y salud Self, las siliconas son uno de los ingredientes más efectivos tanto en productos para el cuidado del cabello como para la piel. Las siliconas funcionan cubriendo el cabello con una fina capa hidrofóbica (es decir, impermeable). Este recubrimiento sirve para varios propósitos:

  • Reduce la porosidad del cabello, lo que hace que sea menos probable que absorba la humedad.
  • Reduce la pérdida de hidratación desde el interior del cabello.
  • Lubrica la superficie del cabello para que se enrede menos, con lo que se percibe más suave y se peina más fácilmente.

¿Se acumulan las siliconas en el pelo?

La respuesta a esta pregunta depende del tipo de silicona, ya que hay varias utilizadas en el cuidado del pelo, y tienen diferentes propiedades.

La ciclometicona

Es una de las siliconas más utilizadas en el cuidado del pelo. Es una silicona volátil, lo que significa que se evapora y no se acumula en el cabello. Da una sensación suave y sedosa, y hace que el pelo resulte muy fácil de peinar cuando está mojado. Se encuentra tanto en champús como en productos que no necesitan aclarado.

La dimeticona copoliol

Es una silicona liviana soluble en agua, que apenas genera acumulación.

A menudo se usa en productos para acondicionar y suavizar el pelo, además de como fijadora de perfumes.

La amodimeticona (y otras siliconas que contienen «amo», «amina» o «amino» en su nombre)

Es un tipo diferente de silicona que se modifica químicamente para que se adhiera mejor al cabello.

Esto significa que acondiciona eficazmente, pero que también puede ser más difícil de eliminar.

La amodimeticona se usa comúnmente en acondicionadores que no necesitan aclarado.

La dimeticona

A veces llamada aceite de silicona, recubre el cabello proporcionando un gran brillo y acondicionamiento. Sin embargo, debido a que es muy poco soluble en agua, puede ser difícil de eliminar.

Además, es más probable que el revestimiento que genera atraiga la suciedad y los contaminantes del aire, haciendo que el cabello se perciba pesado.

La dimeticona se encuentra a menudo en serums y otros productos sin aclarado.

¿Cómo combatir la acumulación de siliconas en el cabello?

Pues lavándonos el pelo: cualquier champú básico sin siliconas o con siliconas livianas (como las mencionadas ciclometicona o dimeticona copoliol) eliminará las pesadas.

Eso sí, es posible que los usuarios empedernidos de productos que contienen silicona (particularmente aquellos con dimeticona), tengan que lavar, aclarar y repetir.

Por último, si te interesan los efectos que las siliconas y otros compuestos tienen no sólo sobre tu cabello sino también sobre el medio ambiente, puedes leer nuestros artículos: Efectos de la cosmética convencional sobre el medio ambiente I y II

SUSCRÍBETE Y CONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra Newsletter esta hecha por y para humanos, para probar que eres uno de los nuestros, revisa el mail que acabamos de enviarte.

SUSCRÍBETE YCONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra newsletter está hecha por y para humanos, para demostrar que tú también lo eres, haz clic en el enlace del email que acabamos de enviarte.

SUSCRÍBETE YCONSIGUE -10% DTO

* indicates required
Consentimiento *

Nuestra newsletter está hecha por y para humanos, para demostrar que tú también lo eres, haz clic en el enlace del email que acabamos de enviarte.

Share This